Se rumorea zumbido en distribuidora de challas

Pero en general ahí te encontrabas con todo el mundo, la diferencia estaba en que los niñitos pijes iban desastrados y la Parentela humilde se arreglaba especialmente para ir al cinema. Y no estoy hablando del año individuo, estoy hablando de los setentas, en la época del hippismo. En mayo de 1974, el Teatro Serrano exhibía filmes como La Ciudad Violenta, con Telly Savalas y Charles Bronson; Cabaret, protagonizada por Combate Minelli; La Naranja Mecánica, dirigida por Stanley Kubrick; y Harry El Desaliñado, estelarizada por Clint Eastwood, quien dada la pasatiempo de los melipillanos a los westerns, lograba satisfacer la sala. Asimismo alojaba actividades culturales de menor concurrencia, como el concierto de guitarra de Hernán Miranda en noviembre de Cuadras más al sur, en el Palace, el asunto iba mejor, porque dos estrellas del Festival de la Canción de Viña del Mar de 1974 se harían presentes ese mismo año: Bozo Arrocet y Camilo Sesto. El primero aunque había sorprendido al país con una rutina ejecutada en el escenario de la Casa de campo Vergara el año 1972, en que con casi nada 21 primaveras hizo delirar de risa al manifiesto asistente y al país. Dos primaveras más tarde tuvo una rutina menos exitosa, aunque el corolario de su proceder le brindó el simpatía total de quienes se manifestaban afines al nuevo régimen, al cantar la canción Desenvuelto del español Nino Excelente. El tema era utilizado por los partidarios de la dictadura como un himno de lo que denominaban la emancipación del país. Bajo ese fulgor de figura consular del humor chileno, Mostacho Arrocet llegó el viernes 17 de mayo al Palace, antes de partir a una gira a Europa. Patrocinada por la Cámara de Comercio, la función congregó a un realizado abismante

146 Los abanderados de ferrocarriles durante el desfile del primer contingente posteriormente de la juramento de la bandera. Antes se ve el Teatro Serrano, que proyectaba por esos días la película Allá en el Rancho ínclito Pintura obsequiada a la comunidad De la Presa por un pintor de apellido Bettancourt en el que desde su paticular visión da una observación al frontis del principal perímetro de la sociedad melipillana.

Tome las medidas de seguridad correspondientes, especialmente la protección de los Fanales. Nunca se debe efectuar perforaciones a mano, aunque que se podría quebrar o saltar las palmetas. Evitar la caída de objetos contundentes, los que podrían ocasionar quiebre o saltaduras de las cerámicas. Toda reposición de cerámicas, deberá ser ejecutada por personal competente, y siguiendo las instrucciones del proveedor. Se deberá observar especialmente el tipo de adhesivo a utilizar, y los distanciamientos entre las palmetas, según los coeficientes de dilatación característicos de cada singular de los diferentes tipos. Se debe controlar cada 6 meses la calidad del sello que proporciona el material de fraguado en las uniones entre cerámicas de muros y pisos en baños y cocinas. Del mismo modo el sello elástico del atraque de las tinas y receptáculos de ducha a los muros, ya que éstos con el paso del tiempo pueden constituirse en una posibilidad de filtración de agua.

122 individuo de ellos melipillano. Si el país tenía a Martín Vargas, la ciudad de los cuatro diablos contaba con Benedicto Villablanca, el crédito Circunscrito que puso a la ciudad como la cuna del primer campeón mundial nacido en Pimiento 272. Más allá de triunfos y fracasos pasajeros, Ají Bancal un país donde las calles estaban tristes 273 y la pantalla lucía alegre con su estímulo de lentejuelas, teleseries y telediario benevolentes con el régimen. Melipilla vivía en una burbuja de tristeza e indiferencia en lo sabido. Aún bajo el estrato del secreto y evitando una excesiva notoriedad, el trabajo cultural iniciado clandestinamente en los setentas, prosiguió en esta término en distintos puntos de la ciudad, pero le era imposible evidenciarse tan abiertamente. Eduardo Mallea sí lo podía hacer. Con un nombre ganado a la hora de promover la venida de obras teatrales, mantuvo su dirección, sólo que con pequeño intensidad y alejándose del Palace. En 1980 la Orquestina Filarmónica ocupó con sus 55 músicos el Palace y la obra Mimos, Mimitos y Mimotes llenó el Circunscrito, gracias a la itinerancia que desarrollaba la Intendencia de la Región Metropolitana, con el auspicio de la empresa privada, bajo el nombre Teatro en su Comuna. Este plan montó en el Recinto 272 Villablanca fue el primer campeón del mundo chileno. Destacado luchador a nivel Doméstico, obtuvo el título chileno en abril de 1978, y el latinoamericano en Un año a posteriori, el 5 de junio de 1982, conquistó el título de campeón ligero junior del mundo frente al portorriqueño Samuel Serrano por knock out técnico en el undécimo round. Lamentablemente el cinturón de monarca de la Asociación Mundial de Boxeo le fue quitado 25 díVencedor después por el Comité de Campeonatos Mundiales de la AMB, aduciendo cuestiones de procedimiento. Este comité tenía su sede en Puerto Rico y el presidente Cuadro de esa nación. Villablanca siguió en el pugilato, peleando el título de la Asociación Mundial de Pugilismo al mítico Roger Mayweather, pero perdió en el primer round. Tras su retiro, pasó a formar parte de la Policía de Investigaciones de Pimiento, con asiento en Melipilla. 273 Contardo, O. & García, M., La Cuadro ochentera, Santiago de Ají, Ediciones B, 2005, p. 15. Alberto González la obra de Moliere El Avaro, con la compañía El Galpón de los Leones encabezada por la actriz Alicia Quiroga. Todo montaje de mayor envergadura se haría en el Techado como se le conocía a dicho polideportivo y los más pequeños en el Palace, como Mi primera Navidad, que en diciembre de 1980 ejecutó la compañía de mimos de Enrique Noisvander.

Mesa, con un pasado conexo a las artes visuales y la música en su vida universitaria, había desarrollado iniciativas artísticoculturales a fines de los sesentas y en los setentas. A la inicio de esta nueva corporación instalada en La Casona, intentó impulsar conciertos, exposiciones, charlas y talleres, pero se enfrentó a la crítica negativa de autoridades y del mismo Claseán por la magra asistencia a ellos. La respuesta de Mesa fue que sin hacienda no se podía hacer cero, en narración a que el órgano que dirigía no contaba con subvención ni apoyo monetario alguno y que de centro cultural sólo tiene el nombre 281. Su postura encontró una competición enorme. El mismo índoleán retrucó que el arte se autosubvenciona, sólo hay que saber llevarlo 282 y el alcalde de la época, Andrés Vicuña, consultado por las peticiones de bienes que Mesa hacía a nombre del centro cultural, respondía: Estaba pidiendo cosas absurdas. El tenía que dedicarse al aspecto cultural y no perder el tiempo pensando si tenía un escritorio o una silla. Con estas cosas no se llega a ausencia. Y por lo demás, la Municipalidad facilitó el utillaje cuando algunas actividades lo requerían 283. Tras las polémicas, el centro cultural cerró sus puertas y Mesa grafica con una anécdota lo que él cree hasta el día de actualmente: que a las autoridades de la época les daba lo mismo lo cultural. Un ejemplo. Una vez traje a la Fanfarria Sinfónica. Todo lo hice yo, porque tenía contacto con los centros de extensión. Llegaron a las una de la tarde, almorzados, menos mal, porque no teníamos cómo pagarles un almuerzo e hicimos una función para escolares 281 El Labrador, 26 de abril de El Labrador, 14 de junio de El Labrador, 26 de junio de

79 de salir de lo regular. Nunca voy a olvidar a ese profesor primario, modesto, y aunque rememora la buena voluntad de las autoridades con su trabajo, cuenta que el Serrano prácticamente nunca estuvo a su disposición: El municipio tenía muy buena voluntad con nosotros, a pesar de ser gente conservadora. Bueno, hasta el día de hogaño son conservadores. El Teatro Serrano no siempre estaba dispuesto porque tenían convenio para acontecer películas y no podíamos ensayar ahí. Solamente se podía hacer un ensayo general, los ensayos previos los hacíamos en la Escuela 1 por la Agudeza del director de esa época. Los vaivenes del Serrano En noviembre de 1954, la empresa Moser y Maucher Ltda. debía dejar la administración de un perímetro al que ciertamente le había dado vida y, lo más sorprendente, es que sin mayores problemas, lo que hasta ese momento Bancal una grata novedad que no duraría mucho. Ocurrió que la Municipalidad nunca les avisó a los concesionarios del fin de su entendimiento, requisito legítimo que debía cumplirse ayer de caducar el período de cinco abriles. En vez de hacer esto, la casa consistorial pidió y con atraso propuestas de arrendamiento, presentándose únicamente la firma Pérez y Sapag Ltda. Amparado en la clase de arrendamientos, el concesionario vivo se molestó, entrando en el enémismo tira y afloja por el teatro. La situación se pudo arreglar meses a posteriori y, por fin, el empresario de teatros Demetrio Pérez se instaló con camas y petacas, exacto para ser refrendador presencial del remate del Teatro Serrano. Sí, Melipilla sin teatro nuevamente y todo por yerro de los desagües del canal Puangue, serpenteante red de regadío que abastecía y aún lo hace a los cultivos del Val del Maipo.

258 El Labrador, 26 de octubre de nico. Montar El Burgués Gentilhombre, de Moliére, llevada a decorado por el centro de teatro de la Escuela de Artes de la Comunicación de la Universidad Católica, implicó un desembolso de proporciones: era perentorio agrandar el escenario del Palace, alojar a los artistas, trasladar toneladas de escenografía y vestuario, instalar iluminación, realizar el empalme eléctrico respectivo, entre otras acciones necesarias para que el nómina pudiera salir a escena los días 2 y 3 de junio de Eduardo Mallea hijo, evoca Figuraí esa ajetreada jornada: Para El Burgués Gentilhombre, que lo protagonizaba Ramón Núñez, hubo que aumentar el escenario del Séptimo arte Palace. La Parentela de la Católica traía una parrilla de luces y equipos que necesitaban de una cantidad de energía eléctrica mucho mayor. Poco antiguamente de caducar, mi papá me contó que tuvieron que hacer la prueba de luz y dejaron a Melipilla sin energía, porque se quemó un transformador. Eso debe ocurrir sido a las 10 de la mañana y la obra Bancal a las 6 de la tarde. Por un amigo en global de la empresa eléctrica lograron tener el transformador a última hora y el dueño del teatro, José Massoud, respiró porque la obra de teatro por fin se iba a atinar. La obra dirigida por Eugenio Dittborn contó un personal de primer nivel, encabezado por Ramón Núñez, como el señor Jourdain, acompañado de Héctor Noguera, Violeta Vidaurre, Ana González, Rafael Benavente, Sergio Urrutia, y los jóvenes Malucha Pinto y Andrés Pérez. La gestión fue tan conspicuo que los organizadores debieron vivir toda una página del diario El Labrador para atinar los agradecimientos a tanta Familia que colaboró. Sin bloqueo, hubo quien no recibió ni las gracias, ni siquiera tuvo un dulce sabor parada en la aplazamiento de dicha fun

102 El protagonista de connotados westerns, compañero de John Wayne y Charles Bronson en la pantalla ínclito, se equivalenteó equitativamente delante del telón en que muchos de sus filmes habían hecho delirar a las jovencitas que lo veían en carne y hueso con los Fanales llenos de lágrimas. Leo Dan, Los Ángeles Negros, Los Iracundos igualmente protagonizaron shows inolvidables, sazonados habitualmente por la picardía criolla. No importaba cuan famosos fueran, nadie se libraba de la azarosa atención que dispensaba el conocido Particular. Yaco Monti, popular cantante argentino, con varias portadas en revista Ritmo, mostró su mal humor en las tablas melipillanas. Mientras entonaba qué tienen tus Luceros?, de su hit Siempre te recordaré, Héctor Hernández, unidad de los trabajadores del gran pantalla le gritó con feroz vozarrón LagañVencedor!, provocando la inmediata risotada en el público. El trasandino obvió la broma e intentó seguir, pero cuando iba en la parte que decía qué tiene tu pelo?, y el mismo funcionario, un tipo bromista apodado Tito Cachimba, le gritó Piojos!, el cantante no siguió más. Pidió que se sacara al hombre que le aportillaba el show o él no seguía. Y cuando daba Envés cerca de el camarín, raudo y molesto, pudo conocer que tras las cortinas de terciopelo no había más que ladrillos y cemento. A pesar de romperse la vanguardia, siguió cantando. El Palace iba derrota en popa y los niños todavía tenían cabida en las butacas con las visitas de payasos de la tele, como los de Teleminimundo y sus payasos Copucha, Chirolita y Cuchara, en matinal, matiné y vermouth. Transcurridos los dos primeros abriles del gobierno del presidente Salvador Más allá, los problemas de Massoud por fin se habían borrado y ya no tenía cuitas con ninguna autoridad.

93 en medio de una verdadera batalla permitido y política. No fue obediente soliviantar tamaño edificio. Ganadorí queda de manifiesto en la crónica del boletín El Labrador, donde el periodista, un desconocido que firma con las iniciales de S.O.S. escribe de la digna presentación que confirma que pese a problemas suscitados a última hora en relación al funcionamiento de este cinema, por razones legales, el manifiesto comprendió el esfuerzo de José Massoud y le brindó incondicionalmente su apoyo 217. La empresa de los teatros hasta 1968 en Melipilla había sido una iniciativa en búsqueda de ganancias en cada uno de los espacios que se habían subido. Si aceptablemente el Serrano tenía una salvaguarda en sus concesiones, en cuanto al uso de la sala para fines sociales, estos eran en díFigura acotados y no de forma permanente. Era el teatro o cine, finalmente, un negocio y podía funcionar bien, siempre que se dieran ciertas condiciones. Massoud estaba al tanto de ellas por su accidentada experiencia en el Teatro Serrano. Sabía del atractivo que presentaba el gran pantalla mexicano y que fácilmente se podía meter en una sala a miles de personas, pero necesitaba un zona de mayor envergadura. Toda la período de 1960 le daba la razón para abrazar esta idea. En Melipilla se proyectaron películas en el recinto del Cuerpo de Bomberos, en la Escuela Parroquial, se realizaban obras de teatro en el Serrano y en otros recintos menores. La arranque de Civilización popular era creciente y la pequeña ciudad no era ajena a ello. Al teatro de Plaza de Armas acudía toda la lozanía en búsqueda de sus astros favoritos. Las muchachas rayaban sus bolsos del colegio con los nombres de los ídolos de entonces y soñaban con las estrellas de 217 El Labrador, 20 de octubre de Hollywood y México. Unidad de los medios para conectarse con ese mundo Bancal la revista de cine Ecran, que para mediados de los sesentas llevaba más de tres décadas en la calle, y se le sumaba Ritmo, una publicación vivaz que por dilatado tiempo fue la más comprada del país.

Característica de esto, que se ve con más frecuencia, es lo que se observa en los instrumentos de fierro que toman un color café o anaranjado. Cuando esto ocurre no solamente hay un maltrato estético si no que pierde parte de clickea aqui su capacidad resistente y de diseño. Cuando se note que aparece óxido en un aspecto metálico arquitectónico este este se limpia puliéndolo y aplicando posteriormente una pintura tipo esmalte con anticorrosivo. Le recomendamos no dejar sobrevenir por detención este punto no obstante que la oxidación es un proceso no reversible y que se acelera en la medida que no se controla. Seguros: Se recomienda que el Propietario tome un seguro de incendio con sus adicionales de terremoto y filtración de agua, para precaver las consecuencias de los posesiones que puedan escapar los tiempos de prescripción de responsabilidades de Postventa y para satisfacer la norma de condominios. Los seguros bancarios aseguran en algunos casos solamente el saldo insoluto de la deuda. Uso del unidad: En el departamento ocurrirán ciertos enseres propios del uso, como por ejemplo: decoloración En caso de rotura de cañeríVencedor, flexibles o llaves angulares donde se demuestre que es responsabilidad de la constructora, repararemos su propiedad a la brevedad. En las situaciones donde no sea posible determinar a ciencia cierta la responsabilidad de la empresa constructora, la Inmobiliaria solicitará a Usted la respectiva póLucha a fin de que siniestre el suceso. Si Usted no cuenta con esta póCombate para el segundo caso, será de su absoluta responsabilidad la reparación del inmueble.

En definitiva, los setentas fueron una término caracterizada por el folklore, con marcada presencia en el Campo Alberto González y igualmente en el Palace. Y por supuesto que en el Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona asimismo sonaba con mucha fuerza. En el año 1974 la iniciativa volvió a convocar a incipientes artistas, cantantes amateurs, o sencillamente a quien se atreviera en el decorado. Se presentaron participantes de todos los sectores de la ciudad, llegando cantantes de Talagante, El Monte, Santiago, Santo Antonio, Quilpué, también de liceos y colegios de la zona. Eran verdaderos representantes de sus localidades y llevaban con orgullo el nombre de su pueblo, arrabal, villa o escuela, compitiendo en las categoríGanador vivaz, internacional, mexicano y neo-folklore. Incluso los cantores a lo humano y lo divino tuvieron su aparición en la impresión de 1976 de este festival. Asiduamente alejados de los escenarios de Melipilla, el payador Domingo Pontigo encabezó una delegación que reunía a cultores de Alhué, Santo Pedro, Loica, Quelentaro y Melipilla. En esa ocasión los cantores se presentaron frente a personas en una competencia de payas. Lleno total para una excursión que comenzaba a las 10:30 horas y se mantenía hasta las 13 horas de los domingos. En pleno auge de los festivales, Melipilla contaba con el suyo y hasta se prendían antorchas, a la usanza de Viña del Mar, claro que a diferencia de la Quinta Vergara, el Palace no tenía una ventilación adecuada para tales fuegos. Ni detentaba un buen doctrina de sonido. Solamente una nota desprecio ha tenido este concurso y es su amplificación, que muchas veces no se es

En cuanto recibamos tu solicitud, contactaremos contigo en el plazo de cinco díCampeón laborables. Una vez obtenida la autorización, aceptarás tus datos de llegada a tu Área de Cliente, donde podrás resolver tus datos personales, pedidos, etc.

24 tiaguina y porteña, sobretodo a los que habían viajado o venían de Europa, Familia que ansiaba replicar en la escalera Circunscrito las beldades del primer mundo y su estética afrancesada. En las conciencias de la alta sociedad melipillana aún resonaban las palabras que el Intendente Pequeño Vicuña Mackenna escribiera, tras una de sus visitas, cuando señaló que Melipilla Bancal un poblado de un aspecto del todo muerto, entre otros comentarios lapidarios: Existen algunos edificios públicos, como ser la iglesia parroquial, la gobierno, la casa en que funciona la oficina de correos i las escribaníVencedor; una plaza i un cementerio.- Ninguno de los edificios pero mencionados, ni aún los de particulares tienen poco de particular ni en cuanto a su belleza, ni a su forma.- Todas las casas son de un aspecto triste i todas ellas de un solo asfalto 74. Ahora aceptablemente, Vicuña Mackenna había escrito eso antaño de la llegada del tren. Tras su arribo y aunque en plena etapa de recuperación post-terremoto, de la mano del Gobernante Ramón Valdivieso, la ciudad no estaba completamente dormida. En algunas casas existían pianos, en ocasiones arribaba una profesora de Santiago o un afinador y se publicaban poemas en los periódicos, llenando páginas inclusive con versos donde las visiones idílicas y amorosas predominaban. Se recitaban poesíTriunfador en los actos estudiantiles y pequeñCampeón comedias se presentaban en la Escuela Superior de NiñCampeón de Melipilla, a cargo de la profesora Rosario Zamorano. El alcalde Manuel J. Benítez citaba a meetings en su hogar, lo mismo hacía luego el administrador del Faja de Melipilla y más tarde los secundaba algún comerciante, en una ronda de encuentros en distintos hogares, siempre puertas adentro y con invitados seleccionados.

Por su parte los flexibles que conectan las griferíCampeón y artefactos deben ser cambiados por el propietario al menos cada año y deben ser revisadas constantemente por el propietario. Los reemplazos de los flexibles debe realizarlo personas calificadas para ello. El aseo de los baños y cocinas sobre todo en las inmediaciones de los flexibles no debe nunca realizarse con productos químicos fuertes como ácidos o derivados porque afectarán la resistor de la malla del flexible y su plástico. Como consecuencia de ello podrían reventarse, esté usted o no en su propiedad causando inundaciones que lo afectarán tanto a usted como a otros propietarios. Este tipo de eventos no están cubiertos por las garantíCampeón. El aseo de los baños y cocinas sobre todo en las inmediaciones de los flexibles no debe nunca realizarse con productos químicos fuertes como ácidos o derivados porque afectarán la resistencia de la malla del flexible y su plástico. Como consecuencia de ello podrían reventarse, esté usted o no en su propiedad causando inundaciones que lo afectarán tanto a usted como a otros propietarios. Este tipo de eventos no están cubiertos por las garantíVencedor. Cuando se produzca una filtración por pequeña que sea, Usted debe cerrar inmediatamente la espita de paso del recinto enseñada al momento de la entrega. Si Usted ejecuta el procedimiento de su responsabilidad, en cuanto a la mantención, no ha forzado la grifería al cerrar o destapar y/o cambia la empaquetadura correspondiente y al momento de topar nuevamente el agua la filtración se mantiene, contáctese inmediatamente con la Oficina del Edificio. En los artefactos sanitarios nos encontramos con tres utensilios, el artefacto propiamente tal, la grifería y el desagüe. En relación a los artefactos su seguro está coincidente a marca y recomendaciones proveedor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *